• Inicio
  • Cultura
  • Es indígena, aprendió ballet por YouTube y Julio Bocca la becó en su fundación
Cultura

Es indígena, aprendió ballet por YouTube y Julio Bocca la becó en su fundación

La conmovedora historia de Agostina Arreguez.

Agostina Arreguez vive en la comunidad de Amaicha en Tucumán, tiene 15 años y desde que empezó a caminar tiene un sueño sin límite, dedicarse a la danza, pero no tenía quien le enseñara, él no se rindió, ella no paro hasta lograr su objetivo, hasta viajaba 200 kilómetros para poder ir a una clase.

En esta comunidad, llamada Amaicha, sus antepasados indígenas, para invocar a la lluvia, ya que no es muy seguido que esto suceda, atraves de una danza imitaban El aleteo del Suri, un avestruz andino, que representa la tierra. Agostina junto a la ayuda de su profesora Yanina Llenes, se inspiraron en una película llamada Fantasía, donde un avestruz con su ritmo, provoca que lo demás se unan a esos movimientos.

Este baile, fue filmado con un celular y llego a las manos de nada menos que Julio Bocca, Agostina sería la primera bailarina que proviene de un pueblo originario, así es como esta adolescente de 15 años forma parte de la fundación creada por el bailarín y maestro del ballet.

L a familia cuenta que a ella de niña ya le gustaba el folklore, entonces había que anotarla en una escuela de danzas, pero, ¿dónde y cómo? Se preguntaban.

Un día su mama después de ir a varias escuelas y con muchas complicaciones para viajar, vio en un pizarrón de la biblioteca popular un anuncio que decía, “Se dicta taller de danzas clásicas por profesora recibida en el Colon”, la anoto inmediatamente, ya no tenían que viajar tantos kilómetros, Amaicha era la primera vez que iba a escuchar música distinta a la que sonó siempre en ese lugar.

La profesora en ese momento Paula Violante, tuvo que volver a Buenos Aires, la tuvo a Agostina como alumna durante dos años y antes de irse le dejó un regalo, la barra que tenía en su estudio para que Agostina siga practicando y un cartel que decía, Agostina tenes muchas condiciones, y le dijo a su mamá, que busque otra profesora, y que no la deje sin sus clases.

Fue después cuando su mamá decidió que viajaran a Tucumán a recorrer muchos lugares, y fueron a varias escuelas, pero todos eran “palos en las ruedas” recuerda ella, mientras tanto Agostina practicaba viendo videos en la computadora que le trajeron los reyes, por lo que debió continuar practicando su sueño por YouTube.

En una ocasión mientras intentaban en distintos lugares, gastaban dinero, dormían en las estaciones cuando perdían los colectivos y demás esfuerzos, su mamá recuerda que se contactó por redes sociales a Fredesvinda Denis, directora del Centro Cultural Aconquija, en Tucumán. En ese momento todo cambió, ya que Agostina empezó a tomar clases con Yanina Llenes y ahí es cuando, sin obstáculos, brilló.

En una de sus clases, fue cuando Yanina, su profesora filmó el video y llegó a las manos de Julio Bocca, y desde ahí todos sus sueños fueron cumplidos, con su esfuerzo y perseverancia y la dedicación indiscutible de su familia.

 

Por Guillermina Ianvello, de la Redacción de Periodismo Real.

 

Related posts

Carnaval 2021: Una propuesta virtual para no perdernos la celebración

Elizabeth Machado

CABA: Reclaman declarar en emergencia al ámbito de la Cultura

Elizabeth Machado

Relatos (In) Esperados: el libro de Ricardo Giallorenzi que no lo detiene ni la pandemia

Elizabeth Machado